Seleccionar página

Está claro, el número de calorias que se consumen importa, pero importa mucho más la calidad de estas y en que momentos del día se toma cada una. Pero lo primero, ¿sabemos que es una caloría? En termodinámica (que es de donde procede) se define como la cantidad de energía necesaria para elevar un grado centígrado un gramo de agua, como la cantidad es miserable, en nutrición se emplea la kilocaloría (aunque se suele llamar simplemente caloría). Existen cuatro elementos que aportan calorías, y por lo tanto energía, al cuerpo humano, son:

  • Grasas, que aportan 8 kcal por gramo puro.
  • Alcohol, que aporta 7 kcal por gramo puro, pero no nutre.
  • Hidratos de carbono, que aportan 4 kcal por gramo puro.
  • Proteínas, que aportan 4 kcal por gramo puro.

Para saber las calorías que necesitamos a lo largo del día se deben tener en cuenta tres factores:

  • Metabolismo basal, que es el número de calorías necesarias para mantener las funciones vitales y la temperatura corporal.
  • Actividad o trabajo físico, el consumo para el desarrollo de trabajo, varía por la intensidad y el tiempo dedicado.
  • Injuria, consumo extra para combatir contra enfermedades o lesiones.
  • Efecto termogénico, número de calorías empleadas en la digestión, aumenta en el valor de estas y la fragmentación de las comidas.

Pero claro, la mayoría de la gente se limita en dietas a calcular las calorías necesarias y reducirlas para bajar peso, pero a veces no funciona, si la calidad de las calorías o el momento elegido no es el correcto no se perderá peso, moraleja, importa más el qué y el cuándo que el cuánto. Para corregir estos fallos hay que comparar dos tipos de calorías:

  • Las calorías de baja calidad discrecionales o dispensables son aquellas que contienen los alimentos que comparados con otros del mismo grupo contienen peores nutrientes, por ejemplo, el azúcar refinado comparado con un cereal integral.
  • Las calorías de alta calidad, por lo tanto, son lo contrario, más y mejores nutrientes con menos calorías en un alimento  comparado con otro con menos y peores y más calorías, por ejemplo comparando la carne magra  y la no magra.
  • Con este razonamiento, y sabiendo ya que el alcohol aporta gran cantidad de calorías y cero nutrientes, decir que son de baja calidad es ser demasiado considerado, ¡el alcohol aporta unas calorías de nula calidad!

Por último, se debe tener en cuenta como tomar esas calorías, independientemente del objetivo, está claro que las de alta calidad son las más (por no decir las únicas) recomendables, aunque puede haber cabida a las de baja calidad (o nula).

  • En el desayuno y la comida principal es donde se deben aportar más cantidad y por supuesto de mayor calidad.
  • En los tentempiés la cantidad debe ser moderada y a calidad debe mantenerse alta.
  • Previo al entrenamiento o a un periodo de trabajo físico y alto desgaste es cuando están más permitidas las de baja calidad, debido a que se quemarán durante el mismo.
  • Posteriormente al entrenamiento no podemos, bajo ningún concepto, ingerir calorías de baja calidad, ya que el cuerpo eleva la demanda de asimilación de nutrientes. Y por objetivo, si se desea bajar peso las cantidades serán muy bajas, mientras si lo que se quiere es ganar deberán ser altas.
  • En la cena, debido a que el cuerpo no quema, la cantidad deberá ser mínima, y puesto que tiende a la regeneración de tejidos y de depósitos de reservas, la calidad debe ser alta.

Como podéis ver, casi no hay cabida para las calorías de baja calidad, los días de descanso que algunos “profesionales” recomiendan del tipo “puedes comer lo que quieras” son la peor opción a una dieta equilibrada y sana. Elige los momentos en que consumirás esas calorías de baja (y nula) calidad sabiamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies